Gastos principales al entrar en una nueva casa

¿Qué rentabilidad nos aporta la energía verde en el hogar?

En los últimos años, hemos escuchado mucho sobre la protección de la tierra, el ecosistema y nuestros recursos naturales disponibles. Para lograr nuestras metas, han surgido nuevos métodos de utilizar estos recursos de manera más responsable, como la electricidad verde. Pero, ¿en qué consiste? ¿Podemos disponer de ella en el hogar? Siga leyendo para aprender sobre este tema. En La Seda tenemos todas las respuestas. Puede encontrar los mejores comercializadores de electricidad verde, haciendo clic aquí.

¿Qué es la electricidad verde?

La electricidad verde también se llama energía renovable o energía limpia porque proviene de energía 100% renovable. Las empresas energéticas la inyectan en la red de distribución y no pueden distinguirla de las energías no renovables. Pero, ¿Cómo podemos estar seguros de que lo hemos consumido? Pues bien, si consumidores, empresas o particulares deciden utilizar este tipo de energía, los comercializadores comprobarán que toda la electricidad y otros tipos de energía que consumen mensualmente se vierta a la red de manera renovable.

Si todos hacemos esto, seremos de gran ayuda para la restauración de la tierra, porque la emisión de contaminación de esta energía es cero.

La energía renovable o electricidad verde se deriva de los recursos inagotables de la naturaleza, por lo que no produce gases de efecto invernadero ni emisiones contaminantes, debido a lo cual, ayuda a que la tierra luzca nueva.

Diferencia entre energía verde y energía no verde

Energía renovable Energía no renovable
Energía limpia Es contaminante.
Proviene de una energía inagotable. Procede de una fuente limitada.
No emite contaminación ni gases de efecto invernadero. Produce gases de efecto invernadero.
Tiene resolución energética Depende de la energía externa.
Su costo es bastante económico Implica un coste más caro

Tipos de electricidad verde disponibles en la actualidad

Como mencionamos, este tipo de energía se deriva de recursos naturales inagotables, por lo que existe más de un tipo. ¿Cuáles son accesibles?.

 

  • Energía del sol: Esta es probablemente la más famosa, porque muchas edificaciones y organismos disponen de placas solares para obtener electricidad renovable. Se fundamenta en recoger la radiación del sol mediante placas fotovoltaicas y convertirla en energía como electricidad o calor.

 

  • Energía eólica: También existe con nosotros desde hace varios años, aunque apareció más tarde que la solar. Estos son los famosos molinos de viento metálicos que podemos ver en muchas carreteras de nuestro país, especialmente en aquellas zonas donde el viento suele ser el protagonista.

 

Esta energía se obtiene a través de la energía cinética generada por el viento y las corrientes de aire. Luego se transforma en otros tipos de energía que podemos utilizar.

  • Energía hidráulica: En este caso, la electricidad acumulada por la cascada es aprovechada por la turbina, que logra mover el generador. Esto almacena energía, que luego se puede utilizar para diversas finalidades.

 

  • Energía verde geotérmica: Se obtiene del calor natural dentro de la tierra. Esta se transmite a la roca caliente donde tiene lugar el proceso de interacción entre el fluido y la roca. Esto genera energía que se puede inyectar a la red.

 

  • Energía de biomasa: Se produce a partir de la quema, pirólisis, fermentación o gasificación de restos animales, plantas de rápido crecimiento y madera. Este tipo de energía renovable es una forma de utilizar residuos naturales para generar energía limpia.

 

  • Energía mareomotriz: La energía generada por las mareas también es muy adecuada para convertirse en energía. El movimiento de la onda, o más precisamente, la fuerza que provoca, se acumula como energía en el alternador, que luego se vierte a la red.

¿Cómo podemos emplear la electricidad verde en casa?

La energía verde ya no es la patente de las grandes empresas. Aunque muchos de ellos son pioneros en el uso de energía renovable, todos pueden usar energía renovable, incluidas las viviendas privadas. ¿Quieres disponer de ella en tu domicilio? Si la respuesta es sí, estamos aquí para mostrarte los beneficios y la rentabilidad que aporta al hogar.

● Productividad.
● Fácil de mantener.
● Eficiente.
● Amigable con el ecosistema.
● Participa en la protección de los recursos naturales.
● Independencia energética.
● Sustentabilidad

Hay muchas compañías del sector energético en España que proporcionan energía verde. Solo tienes que decirte a ti mismo y comparar precios para elegir el precio que más te convenga. Debes saber que la energía verde no es más cara que inexistente, así que no dejes que te engañen aumentando el costo de cosas inexistentes.

Otro punto que debes considerar es que, en España, las energías renovables y no renovables se vierten en la misma red. ¿Qué significa? Nadie puede garantizar que la energía que llega a su hogar sea 100% renovable. ¿Entonces cuál es el punto? Pues los comercializadores te aseguran y garantizan que todo tu consumo será vertido a la red como energía renovable. Entonces, reflexiona: si todos los hogares españoles requieren el uso de energía renovable, entonces el único tipo que se descargará a la red es este tipo, y acabaremos con el impacto contaminante de las energías no renovables.

Puede que quede mucho para eso, o tal vez no, ya que cada vez somos más juiciosos de la necesidad de proteger y respetar el ecosistema para las próximas generaciones. ¿Por qué no empezar dando el ejemplo? Solo tienes que hablar con tu comercializadora de energía para empezar con el cambio y disponer de un contrato de energía verde. No te costará nada y estarás haciendo mucho por el ecosistema. ¿Apuestas por la energía verde?